Cartel anunciador de nuestra Hermandad para el Martes Santo Salesiano 2024

142

Martes, 26 de abril del año 2024. Un mar de capirotes y capas azules inundarán la calle María Auxiliadora donde accederán, por el camino más corto, desde los pequeños y vivos sagrarios particulares, al patio del Colegio Salesiano, donde Ellos nos esperan para realizar, en profunda oración, una nueva Estación de Penitencia.

Así se presenta el cartel de nuestra Hermandad para este año 2024, obra de N.H.D. Andrés Fresno Zamora y N.H.D. José Carlos Climent. Se trata de un cartel muy visual, reflejando la idea central: el nazareno y, en concreto, el nazareno de nuestra Hermandad del Prendimiento. No deja de ser el principal protagonista de las Estaciones de Penitencia de nuestra Cofradía cada Martes Santo. La fotografía ha sido realizada por N.H.D. Andrés Fresno Zamora a dos hermanos nazarenos que inician su camino hacia el encuentro del Señor por la Calle María Auxiliadora, en actitud orante y silenciosa, sin poder ser reconocidos, los cuales portan el hábito azul y blanco de nuestra Hermandad, símbolo auténtico de nuestro carisma e identidad en la profesión de nuestra Fe en Cristo, así como ofrenda y penitencia hacia Dios. La fotografía se conjuga con líneas modernas y atractivas, empleando una tipografía característica que sigue la línea estética que nuestra Hermandad sigue en sus redes sociales y comunicaciones externas.

“Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y me siga. Porque quien quiera salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí, la encontrará” (Mt 16, 24-25). Esta es la actitud del nazareno que, con el rostro oculto tras el antifaz, realiza un sacrificio desde el anonimato, rezando y ofreciendo las cruces de su día a día, para dejarse llevar en los brazos de Cristo, que ha padecido el sufrimiento, el dolor y la muerte por su salvación. Y el Señor, maniatado y “traspasado por nuestras rebeliones, triturado por nuestros crímenes” (Is. 52, 13-53,12), como resalta Isaías, acompaña al penitente hacia una conversión total: la vida con Cristo, por Cristo y para Cristo.

N.H.D. Alberto Espejo Ramírez, diputado de Caridad y Apostolado